Notificación para liquidaciones

notificacion liquidaciones

En este artículo vamos a ver las formas de notificación para liquidaciones. En Asesoría Jurídica Online ayudamos a gestionar cualquier tipo de duda que tengas con cualquier notificación para liquidaciones de hacienda.

La notificación es un acto unilateral y de carácter instrumental que pone en conocimiento del interesado el contenido del acto dictado por la Administración.

Una resolución es válida cuando reúne los requisitos legalmente exigidos (dictada por órgano competente, en el curso de un procedimiento,…).

Pero sus efectos, no se producirán hasta que no se produzca la notificación válida de la misma.

La notificación se configura como una condición de eficacia de los actos y resoluciones administrativas.

Contenido de la notificación para liquidaciones

Con carácter general, la notificación para liquidaciones deberá contener:

  1. El texto íntegro de la resolución, que deberá contener mención expresa de si es o no definitiva en vía administrativa
  2. Identidad del destinatario.
  3. mención a los recursos que procedan, el órgano ante el que ha de interponerse y el plazo de interposición.

En relación a las liquidaciones administrativas el art. 102.2 de la LGT dispone:

“Las liquidaciones se notificarán con expresión de:

  1. a) La identificación del obligado tributario.
  2. b) Los elementos determinantes de la cuantía de la deuda tributaria.
  3. c) La motivación de las mismas cuando no se ajusten a los datos consignados por el obligado tributario. La aplicación de la normativa realizada por el mismo, con expresión de los hechos y elementos esenciales que las originen.
  4. d) Los medios de impugnación que puedan ser ejercidos, órgano ante el que hayan de presentarse y plazo para su interposición.
  5. e) El lugar, plazo y forma en que debe ser satisfecha la deuda tributaria.
  6. f) Su carácter de provisional o definitiva.”

Destino de la notificación para liquidaciones

Las notificaciones para liquidaciones tienen como destinatario al obligado tributario. Este será con carácter general la persona legitimada en cualquier lugar para recoger la notificación.

Cuando el obligado tributario sea una persona carente de personalidad o una persona jurídica ¿quién será el legitimado? La casuística que se nos presenta es muy variada:

El lugar válido para efectuar las notificaciones, hay que distinguir según el procedimiento se ha iniciado de oficio o instancia.

– Procedimientos iniciados de oficio. La notificación puede practicarse en el domicilio fiscal del obligado tributario o de su representante, en su lugar de trabajo, en el lugar donde desarrolle la actividad o a cualquier otro que resulte adecuado.

– Procedimientos iniciados a instancia de parte. En el lugar señalado por el obligado tributario o su representante, o en el domicilio fiscal de uno u otro.

¿Se puede rehusar una notificación?

Si el obligado tributario o su representante rehúsan recibir la notificación, esta se tendrá por realizada. El rehúse efectuado por otras personas legitimadas para recibir notificaciones distintas de los interesados. También  puede que sus representantes constituye un intento fallido, pero no implica que se tenga por realizada la notificación.

Los medios de notificación para liquidaciones

La notificación para liquidaciones puede practicarse por cualquier medio que permita tener constancia de la recepción por persona legitimada. De igual forma que la fecha, la identidad y el contenido del acto notificado.

La forma tradicional de practicar notificaciones por parte de la administración tributaria ha sido acudiendo al servicio de correos.

Desde la aprobación de la Ley 11/2007, cualquier interesado puede manifestar su voluntad de ser notificado por medios telemáticos. Para ello deberá disponer de una Dirección Electrónica Habilitada (D.E.H.). Ésta será única para todas las notificaciones a practicar por la  ministración General del Estado..

Las notificaciones por medios telemáticos no se practican en el correo electrónico asignado por el contribuyente. En la Dirección Electrónica Habilitada facilitada por la Administración.

Este sistema de notificación permite acreditar las fechas y horas de recepción.

Cuando existiendo constancia de la recepción de la notificación en la DEH transcurran diez días naturales sin que se acceda a su contenido se entenderá que la notificación ha sido rechazada. De esta forma obliga al contribuyente a una consulta periódica de la dirección asignada.

La Notificación Electrónica Obligatoria

Con la aprobación del RD 1363/2010, la notificación electrónica es obligatoria para determinadas entidades.

notificación eletrónica

Están obligados las siguientes personas o entidades:

  1. Las entidades que tengan la forma jurídica de S.A., S.L.. También las personas jurídicas y entidades sin personalidad jurídica que carezcan de nacionalidad española.
  2. Independientemente de su forma jurídica, las personas físicas o jurídicas y entidades que:
  3. Estén inscritos en el registro de grandes empresas.
  4. Que hayan optado por la tributación en el régimen de consolidación fiscal.
  5. O Que hayan optado por la tributación en el régimen especial de grupo de entidades de IVA.
  6. Incluso si están inscritos en el registro de devolución mensual de IVA.
  7. Aquellas que tengan una autorización en vigor del departamento de aduanas e impuestos especiales.

La Notificación por comparecencia

Con la intención de evitar que se produzca la paralización del procedimiento, la LGT establece que después de haber intentado en dos ocasiones notificar, en su domicilio fiscal o en el lugar designado a efectos de notificaciones al obligado tributario o a su representante, de forma infructuosa por causa no imputable a la Administración se procederá a citar al interesado para su notificación por comparecencia.

La citación se efectuará mediante anuncios. En esta publicación se citará al contribuyente para que en el plazo de 15 días naturales, contados desde el día siguiente de su publicación, comparezca en las oficinas de la AT para su notificación por comparecencia. Transcurrido este plazo sin que haya tenido lugar la comparecencia, la notificación se entenderá producida a todos los efectos legales desde el día siguiente al vencimiento del mismo.

El presupuesto de hecho habilitante para que proceda la notificación por comparecencia es que se hayan producido dos intentos infructuosos de notificación en el domicilio fiscal del obligado, pero bastará con un solo intento cuando el resultado del mismo sea que el interesado es desconocido en el domicilio fiscal indicado.

La citación se efectuará mediante anuncios que se publicarán:

– En el Boletín Oficial que corresponda, según la Administración de la que proceda el acto a notificar.

– O En la sede electrónica del organismo correspondiente, a partir del 6 de marzo de 2011. En el ámbito de la AEAT se utiliza este procedimiento de publicación en sede electrónica desde el 21 de julio del 2011.

Efectos de la notificación

La notificación:

  1. Marcan el inicio de los plazos de impugnación (presentación de recursos y reclamaciones) e ingreso de la deuda liquidada e. Suponen una garantía para el administrado. Sólo un conocimiento real y cierto del contenido íntegro del acto permitirá al obligado desarrollar todos los medios de defensa que crea adecuados.
  2. Interrumpe los plazos de prescripción. En materia tributaria la eficacia de las actuaciones administrativas como causa de interrupción de los distintos plazos de interrupción se condiciona al conocimiento formal del obligado tributario.
  3. Marcan el día concreto en el que debe entenderse finalizado el procedimiento tributario y permite conocer el cumplimiento o no de los plazos de resolución.

 

Asesoría

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous reading
La administración tributaria electrónica
Next reading
Procedimiento Tributario
WhatsApp chat